Twitter icon
Facebook icon
YouTube icon

Rosa Luxemburgo

Una cuestión de táctica.

Hace algunos años, cuando la cuestión de las alianzas con los partidos burgueses se convirtió en el objeto de un debate especialmente animado en nuestras filas, los partidarios de estas alianzas políticas tuvieron el cuidado de referirse al ejemplo del Partido obrero belga. Afirmaban que su alianza con los liberales durante la larga lucha por el sufragio universal podía mostrar cómo a veces, una coalición entre la socialdemocracia y la burguesía democrática es necesaria y políticamente no peligrosa...

La acumulación del capital.

El presente trabajo, me fue inspirado en la Introducción a la Economía Política, obra de vulgarización en la que llevo ya mucho tiempo trabajando, constantemente interrumpida por mi labor en la escuela del Partido y por mis campañas de agitación. En enero de este año, después de las elecciones al Parlamento, al acometer nuevamente aquel trabajo para terminar, por menos en sus líneas generales, esta vulgarización de la teoría económica marxista, me salió al paso una dificultad inesperada. No conseguía exponer con suficiente claridad el proceso global de la producción capitalista en su aspecto concreto, ni sus límites históricos objetivos. Ahondando en el asunto, llegué a la conclusión de que no se trataba simplemente de una dificultad de exposición, sino que ésta envolvía un problema teóricamente relacionado con la doctrina del volumen II de El Capital de Marx, y que, además, trascendía a la practica de la política imperialista actual y a sus raíces económicas. He intentado formular con toda exactitud científica este problema. Si lo hubiese conseguido, mi trabajo no tendría solamente un interés teórico puro, sino que encerraría también, a mi parecer, cierta importancia para nuestra lucha práctica contra el imperialismo.

ROSA LUXEMBURG
Diciembre, 1912

El socialismo y las iglesias.

La revolución estalló en Rusia en 1905. En pocos días había llegado a la Polonia rusa y a todos los confines del imperio zarista. Rosa Luxemburgo, residente a la sazón en Alemania, volcó su atención a la siguiente doble tarea: ayudar a dirigir el Partido Social Demócrata de Polonia y Lituania (PSDPyL) durante acontecimientos de ese año y difundir e interpretar las noticias de la Revolución de 1905 entre la clase obrera alemana.

Reforma o revolución

Reforma o Revolución es la primera gran obra política de Rosa Luxemburgo y una de las que más perduran. Ella misma la consideró con acierto la obra que le ganaría el reconocimiento político en el Partido Social Demócrata Alemán, y obligaría a la “vieja guardia” a considerarla una verdadera dirigente política, a pesar de que era veinteañera, extranjera y mujer. .

Compartir:

Share
Suscribirse a RSS - Rosa Luxemburgo