Los demócratas nos la jugamos por la paz.